Humankind cannot bear very much reality.

Lucía. Dieciséis años, argentina. En lo que a mí respecta, Dios tiene concha.

(Source: duyisk, via nuestraciudadtoxica)